LUCRECIA BORGIA, LA HIJA DEL PAPA.

“Y a vosotras os deseo que esta vida os haga pensar con alegría en lo maravilloso de estar vivo”(Lucrecia Borgia a las hermanas benedictinas -en su despedida -cuando presagia su muerte, con solo 39 años)”

De manos amigas me ha llegado un libro de Dario Fó publicado por Siruela, con hermosos dibujos de algunos de los protagonistas.

Un texto sorprendente y admirable que nos sitúa en la Italia de los últimos años del siglo XV. En pleno Renacimiento.

Una obra que nos descubre a una Lucrecia Borgia muy distinta de lo que la historia-las historias- narran de ella. Al menos las que yo conocía.

Y así, entre intrigas palaciegas y luchas por el poder, vemos a una mujer que se va haciendo así misma, que aprecia la belleza, ama la cultura y la poesía, defiende con valentía y nobleza a los que quiere, incluso a su hermano Cesar “el Valentino”-cuya corrupción y desmanes la horrorizan.

Hija de su tiempo, sabe sin embargo encontrar su lugar y limpiar su nombre. Luchando por mejorar las condiciones de vida de su conciudadanos,  tratando de ayudar a los más necesitados y de impartir justicia, hasta tal punto que  sus súbditos en Ferrara la llamaban “la madre del pueblo”.

Una mujer admirable, descendiente de valencianos-que como todos los Borgia conservó a lo largo de toda su vida el uso del valenciano con sus familiares. (Alfonso de Borgia tío abuelo de Lucrecia había nacido en La Torreta de Canals y su padre Rodrigo en Játiva-)

Un libro que merece la pena leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *