PARA RECUPERAR EL ESTADO DE BIENESTAR.

Los últimos cuatro años hemos asistido en nuestro país a un importante deterioro del Estado de Bienestar.
Un Estado de Bienestar conseguido con esfuerzo, gracias a los diferentes gobiernos socialistas, con Felipe González primero, y con José Luis Rodríguez Zapatero después.
Una España en la que se podía acceder en igualdad de condiciones a la educación pública y a la sanidad pública, con becas e incentivos para los estudiantes más capacitados o con mayor interés, y con servicios sanitarios que estaba entre los más considerados del mundo.
Pero no solo eso, también existían ayudas para los que perdían el empleo o les costaba conseguirlo, y la mayoría gozaba de un trabajo digno, estable y remunerado justamente. Y eso también se ha perdido durante estos cuatro años.
Éramos un país admirado en materia de igualdad entre mujeres y hombre, con leyes muy avanzadas que Mariano Rajoy no ha conseguido derogar, pero si ha tratado de dificultar su desarrollo.
Otra Ley, la de Memoria Histórica, sufrió los hachazos de la incomprensión y el bloqueo por parte de un Partido Popular que no se ha dado cuenta de lo importante que es para todos, resolver en paz lo que significo aquella barbarie.
Pero de todas las pérdidas, la más dolorosa, es la paralización de la Ley de Dependencia que establecía derechos donde -solo y no siempre- había servicios, sin embargo lo que produce mayor inquietud es que no se haya respetado la hucha de las pensiones: el gobierno del P.P la cogió con 70.000 millones; ahora solo quedan 35.000, y la pobreza infantil que a todos nos preocupa tanto, se está solventando, en parte, con estas pensiones, ¿que ocurrirá si faltan?
EL Partido Socialista Obrero Español cuando ha gobernado, ha dotado este país de infraestructuras y de servicios esenciales al alcance de todos, no solo de unos pocos que puedan pagárselos, también de leyes que nos han hecho avanzar en el respeto y la igualdad.
Durante cuatro años muchos de esos servicios se han perdido o se han deteriorado.
Tenemos que recuperarlos y además seguir avanzando. Y eso solo se puede hacer de la mano de un Partido serio con 137 años de historia, con dirigentes preparados y con muchos españoles y españoles pendientes de que el rumbo de esta nave que es España se enderece de nuevo y pueda navegar con buen rumbo hacia un país más próspero, donde la pobreza y la desigualdad hayan desaparecido, un país federal donde las diferencias sean ocasión de enriquecimiento mutuo, donde podamos vivir en paz y haya trabajo, vivienda y estímulos para todos. Para todas.
Solo así podremos salir del Estado de Malestar imperante y volver a recuperar el Estado de Bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *