Glicinias en Castrillo de los Polvazares

Mírala que hermosa la glicinia, como engalana la puerta de la casa solariega. Señala el acceso al hogar, pero se extiende hasta la cumbre y allí, con delicadeza, marca el lugar donde nacen los sueños.
Hunde profundas sus raíces en el suelo y nos cuenta su largo viaje. Vengo de China y de Japón, mi tronco es leñoso y retorcido, mis hojas caducas, pero mis flores arracimadas del color del atardecer, hacen soñar a los viajeros.
Párate peregrino y disfruta de su belleza, pero no te dejes atraer por su perfume pues son sus vainas peligrosas.
Es como todas, una belleza para ver de lejos, para disfrutar sin poseerla, pues en ese mismo momento, cuando la hayas hecho tuya, estarás perdido caminante y ya nunca podrás irte de este lugar.
Esta será, ya sin remedio, tú patria.

 

1 comentario en “Glicinias en Castrillo de los Polvazares

Deja un comentario